2007-04-13

Linux...

Cuento más lo uso, más me convenzo de que Linux es el sistema operativo del futuro. Más me gusta, más cómodo me siento con él, aún me cuesta desligarme de Windows, debo reconocerlo, bueno, después de todo ese es el sistema operativo que he usado toda mi vida y es difícil dejar atrás la experiencia que ya tengo en pro de un mundo nuevo. ¿Que perderé, que ganaré a cambio? ¿será equivalencia de intercambio? ¿estaré ganando más de lo que pierdo? ¿será al contrario?

Tengo la suerte de tener amigo que comparten con migo su pericia y que poco a poco me transmiten su experiencia. También es una suerte saber que la comunidad Linux es una comunidad solidaria que está siempre dispuesta a ayudar a los que comenzamos a entrar en este mundo y que pensamos que es mejor adelantarse a los cambios que verse forzados a afrontarlos. Estoy a punto de dejar atrás algo importante, pienso dejar atrás el Microsoft VisualBasic que tanto me gusta y que a este punto es mi lenguaje favorito por volverme un programador del entorno KDE. Es un gran paso pero hay que darlo en algún momento, pienso que en el futuro me puede abrir muchísimas puertas.

Quizás sea momento de relegar a Windows a la posición que Linux ocupó por mucho tiempo como sistema operativo secundario y enviarlo a una miserable esquina del disco duro para expandir las fronteras de Linux y liberar de una vez por todas el potencial que este sistema tiene para ofrecer.

Doy gracias a los amigos que han estado con migo durante esta transición, a Xavier por ayudarme siempre, a él le debo el estar aquí y ahora, a Mario Young que una vez me habló de Linux y yo lo rechacé por "no ser estándar" ¡DIABLOS, QUE LOCO ESTABA! Ahora tengo hambre de más conocimiento y espero sinceramente que estas personas sigan a mi lado en el camino que hay por venir.

A los que todavía no conocen Linux los insto a que lo prueben y se convenzan por ustedes mismos de que un sistema operativo gratuito y libre no es malo y que les traerá muchas más satisfacciones que sinsabores en cuanto le cojan el tiro.

Es momento de dar el paso hacia el futuro, ojalá que más adelante pueda decir con todo orgullo "Linux es el único sistema operativo que uso". Gracias a la comunidad Linux por brindarle de forma desinteresada a la humanidad una verdadera joya de la ingeniería.

Me he puesto un poco Solemne pero... ya que más da, "¡El conocimiento humano pertenece al mundo!" ¡Que viva el software libre!

No hay comentarios.: